Partes de una moto ¿las conoces todas?

Partes de una moto

Desde Pont Grup hemos querido hacer una guía básica sobre las partes de una moto, con el objetivo de que puedas conocer tanto su funcionamiento, como el lugar en el que se encuentran. Ya que somos conscientes que son muchas las personas que cada día van en moto, y que realmente desconocen por completo las diferentes partes que forman una moto.

Esto es un problema, ya que además de no permitirles identificar las diferentes piezas de la moto, les complicará la vida en caso de sufrir cualquier tipo de problema que se podría solucionar con unas ligeras nociones de mecánica básica para motos.

Por ello a continuación vamos a repasar detenidamente las diferentes partes de la moto y sus principales componentes, que te servirá para saber identificar todas las piezas de la moto, y actuar correctamente ante cualquier tipo de avería o incidente en la carretera. ¡Comenzamos!

Las diferentes partes de una moto que debes conocer

Acelerador

El acelerador lo encontramos en el puño derecho de la moto, y es el encargado de aumentar o disminuir la velocidad del motor.

Dentro de las diferentes partes de una moto, el acelerador destaca como una de las más importantes, por no decir la más importante, ya que sin él no sería posible accionar y poder circular con una moto.

Bielas

Las bielas de la moto tienen una forma similar a la de un brazo, y se encargan de unir el cigüeñal con el pistón o los pistones.

Se trata de una de las partes de una moto más importantes, ya que se encarga de permitir el movimiento entre el cigüeñal y el pistón, a través de un movimiento similar al que hacemos al pedalear en una bicicleta.

Habitualmente las bielas están fabricadas con acero de carbono aleado, y se encargan tanto del proceso de transmisión de potencia, como de la transformación del movimiento.

Cadena

Cadena de la moto

La cadena la encontramos junto a la rueda trasera de la moto, y se encarga de llevar a cabo la transmisión. Es importante no circular con una cadena excesivamente floja, ya que podría salirse del engranaje del accionamiento y enredarse con la rueda trasera.

Asimismo, la cadena tampoco debe estar excesivamente tensada, ya que en ese caso podría acabar partiéndose, provocando un grave accidente.

Te interesa: ¿Por qué mi moto hace tanto ruido?

Chasis

Al hablar del chasis no estamos hablando de una parte de la moto más, sino que podríamos decir que se trata de la columna vertebral de la moto, ya que es la pieza que permite instalar y conectar los diferentes componentes.

El chasis cuenta con una serie de puntos de apoyo tanto para el motor, como para el tanque de gasolina, además de un punto de pivote en el que se instala la caña de dirección.

Por lo general el chasis suele estar fabricado con acero o aluminio, aunque también hay casos en los que están hechos de magnesio, carbono o titanio. En cualquier caso, es fundamental que el material sea capaz de aportar la rigidez y geometría que el chasis necesita para mantenerse estable.

Además, es importante que el chasis sea ligero, pero a su vez sea también lo suficientemente fuerte como para poder soportar con garantía los diferentes componentes de la moto.

Depósito de gasolina

Depósito gasolina - Parte de la moto

Todos sabemos dónde está el depósito de gasolina de nuestras motos, ya que debemos acceder a él cada vez que queramos repostar.

Tal y como su propio nombre indica, el depósito es el encargado de almacenar la gasolina, y se encarga de hacer que la gasolina llegue al motor.

Escape

El escape es otra de las piezas de una moto más importantes, ya que permite expulsar todos los gases que hayan podido quemarse durante la combustión.

Habitualmente, el escape está formado por un colector de escape, que es el que se encarga de recoger los gases que salen de los cilindros, a través de un dispositivo de evacuación. Además, otra de las principales funciones del tubo de escape, es reducir el ruido del motor y también la contaminación, gracias al filtro de partículas y al catalizador.

Aquí hay que diferenciar entre los escapes libres, que favorecen que el motor aumente su potencia, pero también su temperatura y consumo. Por otro lado están los escapes obstruidos, que generan una pérdida de potencia del motor.

Luces

La importancia de las luces de la moto está fuera de toda duda, ya que se encargan de ofrecernos la visibilidad que necesitamos para conducir, especialmente de noche, y también de alertar al resto de vehículo de nuestra presencia en la carretera.

Existen diferentes tipos de luces dentro de una moto:

  • Luces de cruce y carretera
  • Luces delanteras de posición
  • Luces de advertencia de peligro (no todas las motos disponen de ellas)
  • Luces intermitentes
  • Luces de posición traseras
  • Luces de freno

Maneta izquierda, embrague

Maneta izquierda - Parte de la moto

Las manetas son unas de las partes de la moto más importantes sin ninguna duda, por ello te vamos a hablar tanto de la maneta izquierda, como de la maneta derecha.

En las motos de marchas, la maneta izquierda es el embrague, y sirve para conectar y desconectar la potencia del motor a la rueda trasera, permitiendo cambiar de marcha.

Por otro lado, en las motos tipo scooter, en la maneta izquierda está ubicado el freno derecho.

Para accionar ambas, simplemente hay que apretar a fondo con cuatro dedos, dejando el pulgar para sujetar el manillar.

Te interesa: Embrague antirebote ¿qué es y cómo funciona?

Maneta derecha

En todo tipo de motos, la maneta derecha es el freno trasero, y al apretarla, detendrá automáticamente el movimiento de la rueda trasera. Es más recomendable frenar con el freno trasero que con el delantero, ya que es más seguro y reduce el riesgo de accidentes.

Para utilizar el freno trasero correctamente, lo ideal es frenar poco a poco, para así evitar tanto un excesivo desgaste de las pastillas, como una posible caída debido a un frenazo brusco.

Te interesa: Pastillas de freno ¿Cada cuánto tiempo se cambian?

El motor

Motor - Parte de la moto

Al hablar del motor nos estamos refiriendo al corazón de una moto, ya que de él dependerá todo el funcionamiento de la motocicleta.

Las motos van propulsadas por motores de gasolina que pueden ser de dos o cuatro tiempos, aunque en los últimos tiempos, los motores de dos tiempos únicamente los utilizan aquellas motos de menor cilindrada, con el objetivo de preservar el medio ambiente y reducir la contaminación.

Antiguamente las motos utilizan siempre motores de dos tiempos, algo que ha cambiado ya que este tipo de motores queman el aceite con una mayor agresividad, lo que se traduce en una mayor contaminación.

Te interesa: Motor de dos tiempos ¿Qué es y cómo funciona?

El número de cilindros de una moto puede ir desde uno, hasta seis. Habitualmente las motos de cilindradas más bajas utilizan un único cilindro, mientras que las motos más grandes acostumbran a llevar cuatro cilindros en línea, o dos cilindros en V con diferentes ángulos. También hay que decir que hasta la década de los 70, lo más común era un sistema de dos cilindros paralelos transversal.

Normalmente el motor suele estar situado de modo transversal, lo que significa que el cigüeñal se mantiene perpendicular a la marcha, sin importar el número de cilindros. De esta forma se consigue que la lubricación se produzca a la vez para el motor y también para el cambio, excepto en los motores de dos tiempos.

En un primer momento, el encendido del motor se producía por magneto y platinos, sin necesidad de utilizar ninguna batería. Esto con el paso del tiempo cambió, siendo necesaria una bobina y una batería, y actualmente prácticamente todos los motores se encienden de manera electrónica.

A continuación te vamos a contar los principales componentes que nos encontramos dentro de un motor de moto:

Los pistones del motor

Por lo general las motos tienen uno, o dos pistones como mucho, que tienen la función de crear la energía necesaria para alimentar la moto, y conseguir ponerla funcionamiento.

Una energía que crea gracias a un sistema de combustión, el cual puede ser de dos o cuatro tiempos. En el caso de los motores de dos tiempos, cuentan con un mecanismo más sencillo, y únicamente debe encargarse de mezclar el aceite con la gasolina, para así conseguir lubricar y ofrecer potencia al motor.

Por otro lado, las motos de cuatro tiempos tienen dos ciclos diferentes, uno de admisión y otro de escape. En este tipo de motores, la gasolina se mantiene separada de la gasolina, lo que favorece que se produzca un desgaste menor, y que disfruten de una mayor vida útil.

Árbol de levas

Al hablar de las diferentes partes de una moto en general, y del motor en particular, tenemos que prestar una especial atención al árbol de levas, que desempeña un papel fundamental para el correcto funcionamiento de la moto.

El árbol de levas se encarga de realizar dos tareas diferentes; la primera es encargarse de mover el pistón, y la segunda es asegurarse de que las válvulas se abran en el momento adecuado.

Las válvulas funcionan con el pistón y también con el árbol de levas, y son las encargadas de hacer que el combustible llegue desde el depósito, hasta el motor de la moto. Podríamos decir que son el conducto que une el tanque de gas con las diferentes partes del motor que necesitan gasolina para su funcionamiento.

Cilindros

Cilindros - Parte de la moto

El cilindro es la parte encargada de permitir el movimiento del pistón, consiguiendo que se lleve a cabo la propulsión y la combustión. Todos los cilindros, cuando se encuentran a mitad de revoluciones del pistón, provocan una pequeña explosión en el interior del motor.

Carburador

Dentro de las diferentes partes de una moto, el carburador se encarga de mezclar el aire con la gasolina, antes de que el combustible llegue al cilindro. Su papel es fundamental, ya que garantizar la correcta mezcla de gasolina y are es importantísimo para el correcto funcionamiento del motor. También es posible que tu moto no cuente con esta pieza puesto que ya empiezan a haber sistemas de inyección electrónica que hacen este mismo trabajo de una forma más inteligente.

Si hubiese un exceso de aire o gasolina, provocaría el petardeo de la moto y no permitiría circular a una potencia demasiado elevada.

Claxon

El claxon es una de las partes de una moto que velan por nuestra seguridad, ya que nos permite alertar a otros conductores o viandantes ante cualquier tipo de peligro.

Por lo general el claxon suele estar situado en la parte izquierda del manillar, junto al puño, y para accionarlo únicamente debes apretar el botón a fondo.

Espejos retrovisores

Los espejos retrovisores también tienen una gran importancia durante la conducción, ya que nos permitirá visualizar a la perfección cualquier tipo de elemento que pueda interferir en la circulación.

Te interesa: Cómo evitar el ángulo muerto de visión en moto

Para ajustar los espejos retrovisores correctamente, es importante que puedas ver a través de ellos el extremo del hombro, en el borde inferior del espejo. Bajo ningún concepto debes ajustar los espejos mientras estés circulando.

Neumáticos

Neumáticos - Parte de la moto

Te interesa: Aquaplaning en moto ¿cómo evitarlo?

Poco hace falta decir de los neumáticos, más allá de que es fundamental circular siempre con unos neumáticos en perfectas condiciones, que no estén dañados ni desgastados, y que además cuenten con la cantidad de aire necesaria.

Hasta aquí nuestro repaso a las partes de una moto más importantes, que por nuestra experiencia en seguros de moto, debes conocer para saber identificarlas, y también para encontrar la solución más rápida y eficaz ante cualquier problema mecánico que pudieras sufrir.

Valora este artículos sobre las partes de una moto

1 Comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario