Humo blanco por el escape del coche: ¿es grave?

Humo blanco por el escape

Seguro que en más de una ocasión has ido por la carretera y te has encontrado con un coche que emite una gran cantidad de humo blanco por el tubo de escape. Cuando esto le ocurre a un coche ajeno, más allá de captar nuestra atención, no le damos demasiada importancia, pero la cosa cambia cuando es nuestro propio coche el que emite ese humo de color blanco.

¿A qué se debe la expulsión de humo blanquecino? ¿Significa que tu coche está averiado? Si quieres saber la respuesta toma nota, ya que a continuación te vamos a contar las razones por las que el escape del coche emite humo blanco, así como si se trata de algo grave o por el contrario no debes preocuparte.

Humo blanco al arrancar: ¿a qué se debe?

Humo blanco al arrancar

Si a tu coche le cuesta arrancar y finalmente acaba emitiendo una gran cantidad de humo de color blanco que tarda un tiempo en desaparecer, sentimos decirte que tu motor tiene algún tipo de problema con el sistema de inyección, con algún precalentador o con el sistema de refrigeración.

Este problema suele estar estrechamente relacionado con la bomba de inyección de tu coche, que inyecta el combustible demasiado pronto y únicamente quema una parte, lo que hace que el resto se acabe evaporando por el tubo de escape.

También puede ocurrir en coches que no dispongan de bomba de inyección, y entonces se debería a un problema con la cámara de combustión, que estará muy fría y provoca un problema con los precalentadores.

Y si pasados unos minutos el humo no desaparece, podría tratarse de un problema de refrigeración que afecta a la junta de la culata. Esto se debe a que el anticongelante entra en el cilindro, se mezcla con el combustible y provoca este característico humo. Si esto ocurre, deberás cambiar la junta de la culata, que te adelantamos que no se trata de una reparación demasiado económica.

Te interesa: ¿Tu moto falla al acelerar? Te explicamos por qué.

Humo blanco en motores diesel

Humo blanco en motores diesel

El humo blanco en motores diesel puede ser grave, o en cambio tratarse de algún problema sin demasiada importancia. Esto dependerá de la temperatura del motor, ya que si está frío lo más probable es que el humo sea vapor de agua, lo que no tiene importancia ya que desaparecerá a los pocos minutos.

Si por el contrario el motor está bastante caliente, podría significar que tiene un problema de alimentación del motor, lo que podría provocar fallos en el funcionamiento del propulsor y, por lo tanto, deberías acudir al taller cuanto antes. Cuando el humo aparece con el motor caliente, se asocia directamente a una mezcla de aire-combustible de baja calidad, debido a un fallo en la inyección del carburante.

Te interesa: ¿Qué batería lleva mi coche?

Cuándo preocuparse por el humo blanco

Otros humos del escape

Lo más grave es cuando el humo blanco tiene una gran densidad, ya que esto podría significar que se está quemando el líquido refrigerante, debido a un problema en la junta de la culata, en la culata o en el propio bloque motor.

Aunque más allá del característico humo blanco del tubo de escape, puedes detectar diferentes humos ligeramente diferentes que pueden estar relacionados con fallos del motor. Si detectas un humo más bien azulado y huele un poco a quemado, se deberá a que está entrando aceite en la cámara de combustión, y esto puede ocurrir por un excesivo desgaste del motor o que la junta de la culata esté en mal estado.

También se puede dar el caso de que salga humo gris del escape, en principio no supone ningún problema, por lo que podrás continuar la marcha. Cuando la cantidad de humo gris es muy elevada, se deberá a una falta de aire en la mezcla, algo que podrás solucionar fácilmente en un taller especializado.

Si por el contrario tu coche tira humo negro por el escape, podrás continuar sin problema siempre y cuando se trate de un coche diesel y no emita una excesiva cantidad de humo. Si por el contrario se trata de un coche gasolina esto es más preocupante, ya que significará que estás quemando una gran cantidad de gasolina, corriendo el riesgo de saturar el catalizador y dañarlo, por lo que deberías acudir rápidamente a tu taller.

En definitiva, el humo blanco puede ser algo normal en los coches diesel, pero cuando este humo sale en grandes cantidades o se mantiene durante la marcha, podría tratarse de una avería más grave. En cualquier caso todo se puede solucionar con un mantenimiento regular y llevando tu coche al taller para las revisiones.

Valora este artículo sobre El humo blanco por el escape del coche

Añadir comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario