Sistemas de seguridad activa y pasiva de un coche

Sistemas de seguridad pasiva

Los sistemas de seguridad activa de un coche junto con los sistemas de seguridad pasiva, son el resultado de muchos años de investigación de los fabricantes de automóviles para mejorar la seguridad de los coches para proteger así la vida del conductor y los ocupantes. Los fabricantes continuamente adaptan los vehículos a las normativas nacionales e internacionales que dictan los organismos que estudian las causas de los accidentes además de sus propias investigaciones y eso hace los vehículos cada vez más seguros, pero no debemos olvidar que los sistemas de seguridad activa o pasiva de un coche no sustituyen ni la pericia ni la atención del conductor.

Sistema de seguridad activa, ¿En qué consisten?

sistemas de seguridad activa

Podríamos definir el sistema de seguridad activa de un vehículo como todos los elementos creados para aumentar la eficacia y la estabilidad de un vehículo con el objetivo de evitar un accidente.

Los más importante de estos elementos son:

Sistema de freno

Es el elemento más importante de todos y ha mejorado mucho a lo largo de los años, añadiendo mejoras importantes como el sistema de freno independiente en cada rueda, cuyo objetivo es el de evitar que todo el sistema falle en caso de sufrir un fallo mecánico en uno de ellos. Uno de las mejoras más sustanciales ha sido la incorporación del ABS. Un sistema electrónico que impide el bloqueo de las ruedas reduciendo la distancia de frenado y el control del vehículo para esquivar obstáculos.

Los neumáticos

Son los encargados de mantener el contacto del vehículo con el suelo. Sus compuestos y el dibujo de su superficie deben estar en buenas condiciones para que puedan ejercer su cometido.

La iluminación

Es uno de los elementos que más han evolucionado desde su incorporación a los vehículos a motor. Las modernas ópticas LED han mejorado mucho su función y ahora es mucho más fácil ver lo que tenemos enfrente, así como ser vistos, aumentando considerablemente nuestra seguridad.

Sistema de dirección

Es el responsable de la maniobra del vehículo. Los vehículos más modernos incorporan dirección asistida que facilita el movimiento del volante. Los más modernos sistemas de dirección asistida, varían la dureza de respuesta del volante dependiendo de la velocidad.

Sistema de suspensión

La suspensión es la responsable de mantener el vehículo estable y unido a la carretera, absorbiendo las irregularidades de esta y evitando los rebotes. Las barras estabilizadoras conectan las ruedas a los ejes y mantienen controlada la inclinación del vehículo evitando que el vehículo se salga de la trazada al realizar una curva.

Sistemas de control de estabilidad

El también conocido como antivuelco, o por sus siglas más famosas ESP, permite mantener el control del vehículo en circunstancias comprometidas. Funciona al procesar el vehículo miles de veces por segundo la velocidad de cada rueda, la posición del volante y la posición del pedal del acelerador, para determinar si hay que hacer algún ajuste que impida la pérdida de control. De acuerdo con estos datos, el procesador encargado de nuestra seguridad, decide si alguna o varias de las ruedas requiere ser frenada reduciendo así hasta un 80% de los accidentes.

Te interesa: Partes de una moto ¿las conoces todas?

Sistemas de seguridad pasiva

Son los sistemas de seguridad pasiva son básicamente todos aquellos elementos que entran en juego para nuestra seguridad cuando se da un accidente. Como por ejemplo, los cinturones de seguridad, airbags, lunas, etc…

Sistemas de seguridad pasiva

Los cinturones de seguridad

Es el sistema de seguridad pasiva más conocido e importante, ya que se calcula que salva la vida a más de 12.000 personas anualmente, lo que equivale entre el 40 y el 50% de los posibles fallecidos en por accidentes automovilísticos. En caso de impacto, mantienen al pasajero en el asiento y evitan que salga despedido fuera del vehículo o que impacte contra el salpicadero. Algunos modelos tienen sistemas de “pre-tensión” de los cinturones que en caso de asumir que el accidente es inevitable, se recogen automáticamente y nos sujetan firmemente al asiento.

Reposacabezas

Se diseñaron para evitar el latigazo cervical, el rápido movimiento hacia delante y hacia atrás que realiza la cabeza al sufrir una rápida desaceleración. Sin embargo, para que cumplan su función es importante que estén ajustados correctamente a la altura del pasajero.

Airbags

Son unas bolsas que, mediante un sistema pirotécnico, se inflan en fracciones de segundo cuando el coche choca con un objeto sólido a más de 27 Km/h y su objetivo es evitar que los ocupantes del vehículo se golpeen con alguna de las partes duras del interior del coche. Existen varios tipos de airbags; frontales, laterales o de cortinilla y de rodillas. Se calcula que en España salvan la vida gracias al Airbag unas 1.200 personas cada año.

Te interesa: Accidentes de motos más comunes, causas y lesiones

Chasis y Carrocería

Están diseñados para absorber las fuerzas del impacto y evitar así que estas hieran a los ocupantes, incluso desviando el motor para que, en caso de un golpe frontal, no entre en el habitáculo.

Lunas

Los cristales del vehículo llevan entre las capas que lo forman, una lámina de plástico que evita que los cristales salgan despedidos y corten a los pasajeros. Además las ventanillas laterales pueden romperse con facilidad para abandonar el vehículo en caso de que se bloqueen las puertas con el impacto.

Sistema de llamada de emergencia

Algunos vehículos modernos integran un sistema que en caso de sentir que ha ocurrido un accidente, se ponen en contacto con los servicios de emergencia sin la necesidad de intervención del conductor.

Valora es artículo sobre los sintemas de seguridad activa y pasiva

Añadir comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario