Echar gasolina a un diesel ¿qué ocurre?

echar gasolina a un diesel que ocurre

A más de un conductor le ha ocurrido la fatalidad de llegar a la gasolinera con un coche diesel, equivocarse al coger la manguera y acabar poniendo gasolina. De hecho, seguro que a muchos de vosotros alguna vez os ha ocurrido, o habéis estado a punto de equivocaros de manguera.

Cuando esto ocurre, lo habitual es echarse las manos a la cabeza y que la preocupación nos invada, pero realmente, ¿qué pasa al echar gasolina a un diesel? Antes de nada, hay que decir que cada vez es más complicado equivocarse y poner gasolina a un coche diesel, ya que a día de hoy las bocas de los depósitos de combustible, así como los broqueles de las mangueras, tienen unos diámetros específicos para cada tipo de carburante, por lo que no podrías introducir una manguera errónea.

Antiguamente no era así, y todas las mangueras de combustible entraban sin problemas en cualquier depósito. Si a esto le sumamos que las mangueras no se diferenciaban por colores, no es de extrañar que fueran muchos los conductores que se equivocasen.

Aun así, según un estudio de RACE cada año en nuestro país se producen más de 72.000 repostajes equivocados en todo tipo de vehículos.

Consecuencias de echar gasolina a un diesel

Las consecuencias de poner gasolina a un diesel variarán en función de cuándo nos hayamos dado cuenta del error. Cuanta menor cantidad de gasolina haya entrado en el depósito, menores serán las consecuencias.

En caso de que nos demos cuenta del error estamos poniendo el combustible, y todavía continuamos en la gasolinera, podremos minimizar enormemente las consecuencias, ya que podremos actuar rápidamente.

Si un coche diesel cuenta con un 10/15% de gasolina en su depósito, podrá circular, pero a los pocos minutos tendrá unas detonaciones bastante lamentables debido a que la bomba de inyección y los inyectores se verán afectados. Se mantendrá en marcha, aunque emitirá un humo blanco por el escape. En cualquier caso, aunque funcione, será fundamental que el vehículo pase por el taller.

Si por el contrario la  gasolina superase el 15% del depósito, el coche arrancará pero se detendrá al instante, y no podrás reanudar la marcha.

Pero si no nos damos cuenta y llenamos el depósito hasta arriba, directamente el coche no arrancará. Esto se debe a que la gasolina necesita de una chispa producida por la bujía para encenderse, mientras que los motores diesel no disponen de bujías, puesto que la combustión se realiza mediante una elevada compresión de aire, que aumenta la temperatura del motor y produce la autoinflamación del gasoil.

Te interesa: Consejos para evitar gripar el motor de una moto.

Cómo actuar al echar gasolina a un coche diesel

que ocurre al echar gasolina a un diesel

Si hemos echado gasolina a un coche diesel y nos hemos dado cuenta a lo largo del repostaje, es fundamental no arrancar el depósito, para evitar que la gasolina entre en el circuito y la bomba. Te recomendamos ni siquiera introducir la llave en el contacto.

Asimismo, es importante que no trates de vaciar el depósito tú mismo, ya que para ello se requiere de una serie de técnicas y conocimientos específicos, que de no tenerlos podríamos dañar los manguitos, filtros, componentes del sistema de alimentación, e incluso provocar una explosión.

Al echar gasolina a un coche diesel, lo primero que deberías es comunicárselo al personal de la gasolinera para que cerrasen la zona, avisasen al resto de conductores y redujeran los riesgos.

Hecho esto, lo siguiente sería contactar con tu seguro de coche y solicitar asistencia en carretera, para que trasladasen el vehículo hasta un taller especializado, donde se encargarían de desmontar, vaciar y limpiar el depósito.

Si la cantidad de gasolina en el depósito diesel supera el 15%, será necesario cambiar el filtro, la bomba de inyección y los inyectores, por lo que no será una reparación precisamente barata. De hecho, este tipo de reparaciones alcanzan el 20/30% del valor total de un vehículo.

Echar gasolina a un diesel para limpiar: ¿Mito o realidad?

Siempre se ha dicho que echar gasolina a un diesel ayudará a limpiar el motor, pero, ¿esto es un mito o una realidad?

Es cierto que es una práctica que se ha llevado empleando durante mucho tiempo, pero eso no significa que sea correcta. De hecho, se ha demostrado que poner gasolina a un diesel, aunque podría ayudar a limpiar la mecánica, no es saludable para el motor. Especialmente en el caso de los motores diesel más modernos.

Y si le echo gasoil a una moto

que ocurre al echar gasoil a una moto

De la misma forma que echar gasolina a un diesel es perjudicial, tampoco se debe echar gasoil a una moto, ya que en ese caso el motor podría fallar y, en función de la cantidad que hayamos repostado, llegar a estropearse definitivamente, teniendo que renovarlo por uno nuevo.

Te interesa: ¿Tu moto falla al acelerar? Te explicamos por qué

Si esto ocurre debemos actuar de la misma forma que hemos comentado anteriormente, inmovilizando la moto y solicitar asistencia en carretera para que la trasladen a un taller en el que se encargasen de limpiar el motor. En caso de que no te hayas dado cuenta, y a los pocos minutos de comenzar la marcha notases que la moto comienza a dar tirones y generar unas sensaciones extrañas, deberías detenerte lo antes posible en un lugar seguro, apagar el depósito y llamar a tu seguro de moto.

Aquí hay que tener en cuenta que por lo general los depósitos de las motos suelen tener una menor capacidad que en los coches, y por tanto se estropearían con una mayor facilidad, incluso echándole muy poca cantidad de gasoil.

Lo más importante es que te mantengas atento siempre que vayas a repostar el depósito de tu vehículo, para así evitar cometer errores. Como ves, las consecuencias de echar gasolina a un diesel pueden ser muy perjudiciales, y por ello hay que extremar las precauciones.

Añadir comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario