¿Qué es una correduría de seguros?

que es una correduria de seguros

Todos nos hemos visto alguna vez en la tediosa tarea de encontrar un buen seguro para el coche, la casa, la asistencia médica o incluso la pantalla de tu móvil. En muchas de estas ocasiones acudimos a comparar entre muchas compañías de seguros para tomar la decisión que más nos favorece, ya que no estamos 100% convencidos de haber tomado la mejor decisión.

Y es aquí dónde entra en juego la figura de la correduría de seguros, que no debemos confundir con las aseguradoras, y que suele generar mucha confusión. En este artículo, despejaremos todas las dudas sobre las corredurías de seguros, desmontaremos algunos falsos mitos y comentaremos las ventajas de mediar los seguros a través de una correduría de confianza.

Qué es una correduría de seguros

Una correduría de seguros es un organismo que actúa como intermediario entre las compañías aseguradoras y los asegurados, a través de la figura del corredor de seguros.

Este corredor de seguros será la persona encargada de buscar entre todos los productos de las aseguradoras y encontrar el seguro que mejor se adapta a las necesidades del cliente, y con la ventaja de trabajar de manera complemente independiente y la experiencia de tratar con diferentes aseguradoras.

Es muy importante señalar que la principal diferencia entre una correduría de seguros y una compañía aseguradora, es precisamente que trabaja con más de una aseguradora, lo que le permite comparar seguros y poder negociar con las pólizas. Es habitual que las corredurías obtengan mejores precios que un particular porque están en una posición más favorable para negociar.

Ventajas de contratar un seguro a través de una correduría

Ventajas correduría de seguros

Para los clientes que no conocen cómo funciona el sector de los seguros o simplemente les falte tiempo para buscar el mejor seguro, estas son algunas de las principales ventajas de trabajar con una correduría de seguros:

  1. Atención personalizada y oferta amplia

Un corredor será el encargado de gestionar toda tu relación con los seguros, buscará el seguro que mejor de adapte a cada necesidad y siempre velará por tus intereses. El corredor siempre va en busca de las mejores coberturas para el cliente y buscará entre todas las aseguradoras para encontrar el mejor producto. A diferencia de los agentes de seguros, los corredores son figuras imparciales e independientes, mientras que los agentes venden los seguros de la aseguradora para la que trabajan.

  1. Representante y defensor del cliente

El objetivo de la correduría es el velar siempre por el cliente, y en caso de tener algún accidente o reclamación, la correduría actuará en representación del cliente hasta que el siniestro o reclamación se hayan solventado.

  1. Ahorro de tiempo y dinero en tu seguro

Si contratas tu seguro a través de una correduría de seguros evitarás tener que buscar entre decenas de propuestas, un experto en seguros buscará las mejores ofertas por ti con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero, pero eso no es sólo al principio, si tienen cualquier incidencia la correduría lo gestionará por ti.

  1. Actualización de pólizas

Llegada la fecha de vencimiento de tus seguros, el corredor volverá a buscar nuevas ofertas en favor de los clientes, para estar siempre actualizado con las mejores coberturas.

Te interesa: ¿Los seguros llevan IVA?

Mitos sobre corredurías de seguros

Actualmente son muchos los mitos que aún quedan en torno a las corredurías de seguros y aquí vamos a comentar algunos de ellos.

  1. Las pólizas contratadas a través de las corredurías son más caras

Este es sin duda el mito más común y es que es totalmente erróneo. El perfil de la correduría es una profesión con una legislación concreta que permite a estas organizaciones tener independencia de las aseguradoras, es decir, puede trabajar con muchas aseguradoras al mismo tiempo buscando las mejores ofertas, ya sea en precio o en coberturas.

Como veníamos diciendo antes el papel de la correduría es intermediar entre la aseguradora y el asegurado, por lo que lo único que se queda la correduría es con una comisión por emisión de pólizas, y la prima va directa a la aseguradora. ¿y si cobra una comisión, no será mi póliza más cara? No, necesariamente puesto que ambas partes tienen algunas ventajas que reducen los costes consiguiendo pólizas más baratas

Por la parte del cliente, debemos tener en cuenta que contar con una correduría es contar con corredores expertos que buscan y negocian constantemente las primas con las aseguradoras. Además, el volumen de pólizas que emiten las corredurías es muy superior al de cualquier cliente individual lo que le permite un mayor poder de negociación y obtener mejor ofertas.

Al mismo tiempo, por parte de la aseguradora se reducen los costes de comercialización, captación de clientes y emisión de pólizas, puesto que estas tareas las realiza íntegramente la correduría a cambio de la comisión por emisión de la póliza.

  1. Si tengo un siniestro hay que reclamar el pago a la correduría

No es verdad. El rol de la correduría es “intermediar” entre cliente y aseguradora, la correduría es el representante del cliente ante las compañías aseguradoras que serán las que asuman el pago.

En estos casos, el cliente debe ponerse en contacto con la correduría para que esta pueda hacer la gestión de los siniestros reclamando a la aseguradora y sobre todo velando siempre por el cliente.

  1. Las corredurías trabajan para las compañías aseguradoras

A estas alturas del artículo, ya habrá quedado claro que las corredurías son figuras imparciales e independientes, por lo que es falso que una correduría trabaja “para” una compañía aseguradora. Los que sí trabajan y actúan en representación de las aseguradoras son los agentes de seguros.

Valora este artículo sobre qué es una correduría de seguros

(44 votos, 4,98 de 5)
Cargando…

Añadir comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario