Cómo transportar una moto de manera legal y segura

Transportar moto

Conscientes de que pueden ser muchas las diferentes circunstancias que pueden hacer necesario tener que transportar una moto, hoy en Pont Grup te vamos a contar las diferentes opciones que tienes disponibles, para que puedas transportar la motocicleta al lugar que desees de una manera correcta, cómoda y siempre dentro de la legalidad.

Ya sea porque vas a cambiar de ciudad, porque has comprado una moto de segunda mano en una ciudad diferente a la tuya, porque se te ha estropeado y necesitas llevarla a un taller, porque vas a llevarla hacia un circuito de competición… En todos estos casos, necesitarás buscar un método que te permita transportar correctamente tu moto, ¿pero, cuál es el más adecuado?

Y es que para transportar una motocicleta no basta simplemente con meterla en una furgoneta o subirla a un remoque y llevarla hacia tu destino, puesto que es fundamental tomar unas medidas de seguridad que garanticen que el transporte se va a poder realizar en unas buenas condiciones.

Trucos para montar el equipaje en la moto

Las opciones disponibles son muchas, y a continuación te vamos a contar las más recomendadas, dándote las claves para que puedas realizar el transporte de tu moto de una manera segura, y con el que puedas asegurarte de que llegará en perfectas condiciones.

Cómo transportar una moto en furgoneta

Una de las principales opciones a la hora de transportar una moto, es optar por hacerlo utilizando una furgoneta. Puede ser tuya, o puedes contratar a una empresa especializada en el transporte de motos.

Es cierto que contratar una empresa especializada será una opción más cómoda, con la que te librarás de quebraderos de cabeza y te garantizarás que tu moto llegará en perfectas condiciones. Pero también es cierto que tendrás que realizar un desembolso más elevado.

Nosotros nos vamos a centrar en transportar la moto en una furgoneta tú mismo, ya sea utilizando una furgoneta propia, prestada o alquilada.

Con el carnet B de coche, existe la posibilidad de conducir furgonetas con un peso máximo autorizado de 3500 kilos. Aquí hay que distinguir entre tres tipos de furgonetas diferentes:

Tipos de furgonetas para transportar una moto

Transportar la moto en un furgón comercial

Los furgones comerciales están diseñados para el transporte de mercancías, y habitualmente acostumbran a contar con una cabina integrada, y un total de 9 plazas, incluyendo la del conductor.

Este tipo de vehículos obligatoriamente deben disponer de un panel rígido instalado de serie, que se encargue de separar la zona de la carga. La carga, en este caso la moto, debería ir perfectamente amarrada al panel de separación, mediante unas correas o pulpos que garanticen que la moto no se moverá durante todo el trayecto.

Durante el transporte de la motocicleta, no se podrán superar los 90 kilómetros por hora en ningún tramo del trayecto. Además, en caso de que se trate de vehículos comerciales que no cuenten con ventanas traseras, será indispensable contar con una tarjeta de transporte.

Transportar la moto en un vehículo mixto adaptable

Por otro lado están los vehículos mixtos adaptables, conocidos también como combis. Este tipo de vehículos están diseñados tanto para el transporte de personas como de mercancías, siempre y cuando estén perfectamente separadas con una rejilla. En ese caso, la rejilla podrá ser desmontable, y no será necesario llevarla siempre instalada, ni siquiera cuando se vaya a pasar la ITV.

En los vehículos mixtos adaptable está permitido contar hasta con nueve plazas, incluyendo siempre la del conductor, ofreciendo la posibilidad de retirar filas de asientos en función de las necesidades de transporte.

Para el transporte de la moto en un vehículo mixto adaptable, de la misma forma que en un furgón comercial, deberá ir sujetada con correas o pulpos, y no se podrá superar en ningún caso los 100 kilómetros por hora. Aquí no será necesario disponer de ningún tipo de tarjeta para el transporte de una moto, siempre y cuando se realice de manera privada.

Transportar la moto en un derivado de turismo

Por último están los vehículos derivados de turismos, los cuales se caracterizan por contar únicamente con una fila de asientos en la zona delantera, así como por estar diseñados únicamente para el transporte de mercancías. Aquí, al igual que en los vehículos mixtos adaptables, la velocidad máxima no podrá exceder nunca los 100 km/h.

Cómo colocar la moto en una furgoneta

Transportar moto en furgoneta

 

Cómo colocar la moto para su transporte

Una vez conocemos los diferentes tipos de furgonetas disponibles, vamos a ver cómo habría que colocar la moto para su transporte.

Para ello, antes de nada, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la moto entre perfectamente por la puerta, así como que pueda mantenerse de pie sin ningún problema en el interior de la furgoneta. Esto es importante tanto por seguridad, como para evitar que la moto pueda sufrir cualquier daño.

En cualquier caso, te recomendamos que utilices una rampa para subir la moto a la furgoneta, así como que cuentes con la ayuda de otra persona, especialmente cuando se trata de motos grandes muy pesadas.

En cuanto a la rampa, lo mejor sería que fuese lo más larga posible, ya que de esta manera el ángulo será menor, y tendrás menos posibilidades de sufrir cualquier tipo de daño en la espalda. Lo ideal sería que la furgoneta contase con una puerta lateral, ya que de esta forma será mucho más fácil subirla.

Una vez la moto esté dentro de la furgoneta, deberás utilizar los anclajes del suelo a la hora de instalar las correas, tratando que formen el ángulo más abierto posible. Asegúrate de que la moto una vez anclada, quede totalmente recta, con el caballete central puesto. Lo más recomendable para transportar la moto es que esté tocando con el panel de separación.

Cómo transportar una moto en un remolque

Transportar moto en remolque

Si no quisieras transportar la moto en furgoneta, existe la posibilidad de hacerlo utilizando un remolque, el cual irá enganchado a la parte trasera del coche. En este caso, podrás hacerlo tú mismo, y no importa que el remolque sea propio, prestado o alquilado.

La principal ventaja que te ofrece el remolque, es que el transporte resultará bastante más cómodo, ya que por lo general circular un coche convencional es más cómodo que conducir una furgoneta.

Pero a la hora de transportar la moto en un remolque, debes tener en cuenta que también existen una serie de leyes que tendrás que cumplir.

Partiendo del carnet B, la ley establece que la masa máxima autorizada, tanto del coche como el propio remolque, no podrá exceder en ningún caso los 3500 kg. Existe una posibilidad para que la masa máxima autorizada fuese superior, que es que el vehículo utilizado para el transporte ya alcanzase por sí mismo los 3500 kg de peso. En ese caso, se podría utilizar un remolque de 750kg, lo que significaría que la masa máxima autorizada subiría hasta los 4500 kg de peso.

También hay que diferenciar los remolques con un peso igual o menor a 750kg, y los remolques cuyo peso supera los 750kg. Para los primeros no será necesario disponer de ningún tipo de licencia, más allá de una matrícula, con el mismo número de matriculación que el coche que esté arrastrando el remolque. El seguro de coche correrá con cualquier daño que pudiera ocasionar dicho remolque.

Respecto a los remolques de más de 750kg, estos sí que deberán disponer de su propia matrícula, la cual podrás obtener el cualquier Jefatura de Tráfico, y además necesitará su propio seguro de remolque, así como pasar la correspondiente ITV.

Otro punto a tener en cuenta es la MMR,  que es la masa máxima remolcable, la cual hace referencia a la capacidad de arrastre que tiene el vehículo utilizado. Esta información la podrás encontrar en la ficha técnica del vehículo.

Transporte motos precio

A la hora de hablar del precio que tendrás que desembolsar por el transporte de tu moto, es complicado dar un precio a ciencia cierta, ya que todo dependerá de si utilizas una furgoneta o un remolque, de si es tuyo o has tenido que alquilarlo, de si has optado por contratar los servicios de una empresa de transporte especializada, de la distancia que tendrás que recorrer… Son múltiples los factores que entran en juego a la hora de definir el precio del transporte de una motocicleta.

Lo que sí que podemos garantizar, es que el precio más económico será cuando puedas utilizar una moto o un remolque, ya sea tuyo o prestado. De esta forma, únicamente tendrás que pagar la gasolina, así como las correas y los accesorios necesarios en caso de que no dispusieras de ellos.

Si necesitas transportar tu motocicleta a kilómetros de distancia, y no concibes la opción de hacerlo tú mismo conduciéndola por carretera, estas son las opciones más recomendables, tanto por comodidad como por seguridad.

También existe la opción de transportar la moto en tren o en barco, pero estas tendrán un precio bastante más elevado, y además será necesario llevar a cabo una serie de trámites bastante más complicados.

 

Valora este artículo sobre Cómo transportar una moto

(11 votos, 5,00 de 5)
Cargando…