Comprar una moto de segunda mano, 5 consejos imprescindibles

Comprar Moto de segunda mano

Son muchas las personas que, debido a no disponer de un presupuesto demasiado elevado, optan por comprar una moto de segunda mano. Sin duda, se muestra como la mejor solución para poder hacerte con la moto que buscas, sin tener que realizar un desembolso superior al que te permiten tus posibilidades.

De hecho, las cifras de venta de motos de segunda mano en nuestro país son bastante elevadas. Y es que el mercado de ocasión te permite comprar una moto a un precio mucho más económico, pero también te ofrece la oportunidad de hacerte con esa moto de tus sueños, que ya no se fabrica y está descatalogada.

Te interesa: ¿Cuándo es el mejor momento para comprar una moto nueva?

No hay duda de que comprar una moto de ocasión se muestra como una muy buena opción, pero desde Pont Grup, como especialistas en seguros para moto, hemos visto como son muchas las personas que, al hacerse con una moto en el mercado de segunda mano, se han encontrado con que estaban en muy malas condiciones, tenido que realizar un importante desembolso en reparaciones, que en ocasiones incluso ha llegado a superar el precio de la moto.

Por ello a través de este post, te vamos a indicar qué puntos básicos imprescindibles debes revisar si o si y, comprobar que están en perfecto estado, antes de comprar tu moto de segunda mano. Presta atención y toma nota.

🔎 Consejos para comprar una moto de ocasión

Atención a los kilómetros

Cuentakilómetros moto segunda mano

No sería el primer caso en que te dicen que una moto tiene “x” kilómetros, cuando realmente ha recorrido muchos más. Para que esto no ocurra, lo más recomendable es llevar la moto de segunda mano que quieres comprar a un taller de confianza, para que te confirmen el número de kilómetros.

Aun así, hay diferentes signos que te pueden dar una idea del número de kilómetros recorridos. Fíjate en los puños, en los pedales y en los reposapiés, que son los que mejor reflejan el número de kilómetros de la moto.

Si están muy desgastados, significará que la moto tiene muchos kilómetros y se ha utilizado bastante, mientras que si están como nuevos, podría ser que apenas se ha utilizado, pero también que los haya renovado a raíz de una caída.

Revisa el motor

Motor de moto de segunda mano

Que el motor se encuentre en buen estado es fundamental para que la experiencia con tu moto de segunda mano comprada sea positiva. Aunque comprobar su estado es realmente complicado, sí que hay diferentes aspectos que demuestran que el motor se encuentra en buen estado, o que por el contrario, deja mucho que desear.

Te interesa: Mega guía de tipos de motos con sus principales características

Si el motor está bien, no debería tener ningún problema a la hora de arrancar en frío. Por ello, si cuando te vayan a enseñar la moto, ves que ya está encendida, desconfía, y pide volver a visitarla otro día de nuevo.

En cuanto al tubo de escape, comprueba que no tire excesivas cantidades de agua ni aceite, así como que el humo sea transparente dentro de lo posible. De lo contrario, la realidad será que el motor no pinta excesivamente bien y por tanto comprar la moto de segunda mano no será una buena idea.

Chasis

Chasis moto de segunda mano

El chasis de la moto, así como el resto de sus componentes, desempeñan un papel casi tan importante como el del motor, y lo bueno es que es fácil comprobar el estado en el que se encuentran.

Fíjate especialmente en las soldaduras y en la pintura de la moto, y comprueba que sean las de fábrica y no hayan sido retocadas. De lo contrario, podría ser un signo evidente de que la moto ha sufrido algún tipo de accidente.

También tendrás que prestar atención a los neumáticos. Si están excesivamente desgastados, lo podrás comprobar a simple vista, y en ese caso, sería recomendable que negociases con él un precio por el cambio.

En cuanto a la suspensión de la moto, te recomendamos que las comprimas y las sueltes en varias ocasiones. Si es capaz de mantener la moto en la parte superior, con un ligero recorrido, significará que está en buen estado.

En caso de que la moto sufra alguna avería en el chasis de la moto o en alguno de sus componentes, se podrá reparar sin ningún problema, pero sería recomendable conseguir una rebaja, o pedir que antes de la venta de la moto de ocasión, estuviera solucionada.

Transmisión de la moto de ocasión

Transmisión moto de ocasión

Que la cadena, la correa y el cardan de la moto estén en buen estado es fundamental para el correcto funcionamiento de la moto y por tanto la compra de tu moto de ocasión. Pero realmente, la transmisión va más allá de estos tres elementos, ya que también hay que incluir el embrague, la caja de cambios y la transmisión final.

Lo primero que tendrás que hacer será comprobar el estado en el que se encuentra el embrague, y para ello tendrás que revisar la propia maneta. Nosotros te recomendamos que incluso te des una vuelta con ella para garantizar que funciona correctamente.

Para revisar la cadena, fíjate en los tensores, y comprueba que se encuentren en una posición intermedia, mientras que los piñones deberán estar rectos y con las puntas paralelas. Si los tensores están situados al final, significará que el kit de transmisión está excesivamente desgastado, mientras que si los dientes están afilados, significará que la corona está defectuosa.

Antes de comprar la moto de segunda mano…

Comprar moto de segunda mano probada

Por último, tras revisar el estado de tu moto, pruébala y date una vuelta con ella, ya que no hay nada mejor como conducirla tú mismo para ver qué sensaciones te ofrece. El problema es que esto puede resultar complicado, especialmente si vas a comprar la moto de segunda mano en un concesionario de ocasión, ya que es habitual que las motos no tengan seguro, lo que es verdaderamente arriesgado riesgo.

Valora este artículo con consejos para comprar una moto de segunda mano

(14 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Añadir comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario