¿Cómo quitar el asiento de la moto?

quitar asiento moto

Si eres una persona que se encarga del mantenimiento de tu moto tú mismo, ya sabrás que para muchas de las tareas que tendrás que llevar a cabo necesitarás levantar o retirar el asiento si este no permite levantarlo. Debajo del asiento están algunos de los componentes más importantes de una motocicleta, a los que tendrás que acceder de manera obligada.

Normalmente en las motos que permiten quitar el asiento sin necesidad de desmontarlo, hay un espacio reservado para guardar los papeles, el seguro de la moto, algunas herramientas básicas, el casco, etc. También en muchas debajo del asiento encontramos la batería, el depósito de aceite y otros elementos fundamentales para el mantenimiento de tu moto.

Por ello en el post de hoy de Pont Grup nos vamos a centrar en darte una serie de consejos para que puedas quitar el asiento de tu moto sin esfuerzo, llegando a algunas de las piezas y componentes más importantes de tu moto que te permitirán alargar la vida de tu moto. De modo que si quieres cuidar tu moto y hacerle un seguimiento regularmente, presta atención y toma nota porque esto te interesa.

¿Qué hay que tener en cuenta para retirar el asiento de tu moto? 

Lo primero que tienes que hacer antes de ponerte manos a la obra, es asegurarte de si el asiento de tu moto se puede abrir sin necesidad de desmontarlo. Por lo general no debería haber ningún problema, pero aun así te recomendamos que eches mano del manual de la moto, ya que es posible que el fabricante haga alguna mención sobre cómo se puede retirar el asiento, lo que te facilitaría enormemente las cosas.

Normalmente en la mayoría de modelos de moto, lo primero que tienes que hacer es encontrar el enganche situado como soporte para colgar el casco, ya que en muchos casos este soporte actúa también como palanca para abrir el asiento, girándola hacia un lado u otro. Aun así asegúrate, ya que no siempre es así.

En caso de que sea así, al accionar esa palanca el asiento se abrirá automáticamente, teniendo simplemente que tirarlo hacia atrás para poder acceder a su interior y poder llegar a las piezas que quieras manipular para llevar el mantenimiento de la moto.

Otras muchas motos permiten la apertura del asiento a través de la llave de contacto, de forma todavía más sencilla. Solo tienes que meter la llave en la cerradura, y a través de diferentes combinaciones es posible que el asiento se abra automáticamente levantándolo hacia atrás.

Y también podría ser que justo el modelo de tu moto no permitiese la apertura del asiento, por lo que la única posibilidad para retirarlo sería desmontarlo a mano. En estos casos dar consejos es complicado, ya que cada moto es un mundo, pero casi con total seguridad consistirá en retirar los tornillos que aseguran el asiento y desencajarlo con cuidado.

Si tu moto no permite levantar el asiento y únicamente te da la opción de desmontarlo, deberías informarte de si debajo del asiento te encontrarás alguna pieza fundamental para su mantenimiento, ya que de lo contrario no serviría de nada.