¿Cómo regular las válvulas de la moto?

valvulas-moto.jpg

El desajuste de las válvulas es uno de los problemas más habituales que nos encontramos en una motocicleta, por ello aprender a regularlas correctamente te será de gran ayuda, ya que te permitirá solucionar este problema tú mismo, ahorrando tanto en dinero como en comodidad, ya que no necesitarás acudir a ningún taller externo.

Las válvulas de una moto cumplen con la función de controlar tanto la cantidad de gasolina que entra al depósito, como el aire que llega al cilindro de la moto y la salida de aquellos gases que surgen tras realizar la mezcla.

Nosotros hemos querido ayudarte, y para ello hemos querido preparar un post en el que te mostremos cómo regular las válvulas de la moto tú mismo, de una manera cómoda, sencilla y sobre todo eficaz. Verás cómo es mucho más sencillo de lo que parece, pero sí que es importante que extremes las precauciones ya que se encuentran alrededor de zonas muy delicadas, por ello es fundamental que tengas mucho cuidado para evitar que pueda surgir cualquier tipo de problema.  Presta atención y toma nota porque esto te interesa.

¿Qué necesitarás?

Antes de nada necesitarás contar con una serie de herramientas indispensables para poder regular las válvulas tú mismo: una  llave de dados, llave de tubo de 17 mm,  un regulador de válvulas y unas sondas.

Si dispones de estas herramientas, ya tendrás todo lo necesario para regular las válvulas de tu moto, ajustando la separación que pueda existir entre las piezas y que hará que tu moto vuelva a funcionar correctamente. Ten en cuenta que las altas temperaturas pueden hacer que la holgura o separación existente puede variar, por ello es importante que prestes atención y que lo revises periódicamente.

Quita las piezas que cubren el motor

Lo primero que deberás hacer será retirar las piezas que recubren el motor. Unas piezas que variarán según el modelo de moto, por ello es importante que prestes atención al manual de instrucciones, ya que allí se te indicará de cualquier aspecto que debas tener en cuenta para su retirada.

Es importante que antes de proceder a quitar las piezas hayas dejado que se enfríe el motor, y para ello lo más recomendable es que quites los tapones de las válvulas, ayudándote con una llave de dados.

Gira el motor

El siguiente paso será girar el motor en sentido contrario a las agujas del reloj, y para ello necesitarás una llave de tubo de 17 mm. Para poder girar el motor deberás quitar previamente los tapones que cubren el cigüeñal, y después tratar de dejarlo en posición de punto muerto superior, justo en el momento en el que la válvula de admisión se acabe de cerrar.

Si te fijas verás cómo en el motor hay unas marcas apuntando hacia diferentes posiciones. Presta atención a la que está situada en el pisón en la parte superior, ya que es la que te interesa modificar.

Revisa el manual de instrucciones

Lo siguiente será ir hasta el manual de instrucciones de tu moto para conocer la separación exacta que debe existir entre la válvula de admisión y la de escape, ya que ésta variará según el modelo. Para ello tendrás que utilizar unas sondas con las holguras marcadas en el manual, así como un regulador.

Regula la válvula de admisión

Llegó el momento de regular la válvula de admisión, y para ello tendrás que retirar el tapón de inspección, colocar la sonda correspondientes y ajustar el regulador hasta que notes que ha hecho contacto con la sonda. Después aprieta fuerte la contratuerca instalada en el regulador y repite todo este proceso pero esta vez con la válvula de escape.

… Y por último 

Para terminar tendrás que colocar de nuevo los protectores del motor, instalando los tapones retirados y así regular las válvulas con éxito. No es demasiado complicado, pero sí te recomendamos que lo hagas con detenimiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *