¿Cuáles son las averías del coche que resultan más caras?

averias de coches mas caras

Pocas cosas tememos más en nuestro día a día que sufrir una avería en nuestro coche que nos haga tener que llevarlo al taller, especialmente aquellas averías especialmente caras que suponen un auténtico imprevisto que afecta directamente a nuestro presupuesto y que hace que tengamos que quedarnos sin coche durante un tiempo.

Esta es una de las principales razones por las que merece la pena disponer de un seguro de coche a todo riesgo más allá de la seguridad y la garantía que ofrece, y es que con un seguro a todo riesgo podrás solventar casi todos los posibles daños que puedas sufrir en tu vehículo a un precio muy económico o incluso sin tener que realizar ningún desembolso si lo tienes sin franquicia.

Es habitual que cuando sentimos un ruido extraño al conducir nuestro vehículo o vemos como una luz desconocida se enciende en nuestro salpicadero nos echemos a temblar, por el miedo a que se haya producido una grave avería. Por ello desde la correduria de seguros Pont Grup hemos querido hacer un repaso a las cinco averías de coche más graves y que resultan más caras, para que así puedas hacerte una idea de lo que te espera. Aun así decir un precio exacto para cada avería es complicado, ya que variará en función de cada modelo de coche, de su antigüedad, etc.

Correa de distribución

Que se rompa la correa de distribución es uno de los principales temores que tenemos la mayoría al sufrir una avería en nuestro vehículo. Y es que el funcionamiento de un coche es mucho más sencillo de lo que parece, siendo la correa de distribución el elemento que se encarga de transmitir la energía entre los dos piñones.

El problema está en que cuando se rompe, el motor pierde automáticamente su sincronización y se producen graves daños en la culata y en las válvulas. Si esto ocurre y tu coche ya cuenta con cierta antigüedad, es posible que incluso no merezca la pena arreglar esta avería, ya que si no llega a provocar muchos daños en las válvulas, la avería podría solucionarse por una cantidad entre 300 y 600 euros, pero en los peores casos su reparación podría llegar a superar los 4.500 euros.

Turbo

El turbo es un sistema que actualmente llevan todos los coches instalados debido a la Ley anticontaminación. Totalmente obligatorio, las principales averías se producen ya sea por un defecto de fábrica, por circular con el motor a un exceso de revoluciones o simplemente por un exceso de temperatura. En función de la marca y del modelo de coche, su reparación podría ir desde los 1.000 hasta los 5.000 euros, a lo que hay que sumar entre unas 6 y 8 horas de mano de obra.

Inyectores de combustible

La inyección de combustible en el motor se produce a través de los inyectores de diésel o de gasolina, que se encargan de suministrar en cada momento la cantidad de combustible adecuada. Al fallar los inyectores es habitual que notemos como nuestro vehículo pierde potencia y sale un humo excesivo de nuestro tubo de escape.

La avería de los inyectores se suele producir porque el depósito de combustible está demasiado sucio y obstruye el suministro, o porque hemos estado utilizando gasolina de mala calidad durante mucho tiempo. La reparación de esta avería gira en torno a los 2.500 euros.

Junta de la culata

La junta de la culata se muestra como uno de los elementos más importantes e indispensables en un coche con motor de combustión. Tal y como su propio nombre indica, trata de unir la culata con el motor, desempeñando una función clave en el día a día de nuestro vehículo. Cuando se estropea veremos como un excesivo humo blanco sale desde nuestro tubo de escape.

La avería se produce principalmente porque nos hemos quedado sin líquido refrigerante, ya que se calienta en exceso hasta llegar a romperse. Su precio gira en torno a los 600 y 1.200 euros, más aproximadamente unas 20 horas de mano de obra nada más y nada menos.

Bomba de combustible

La bomba de combustible es la encargada de posibilitar el desplazamiento del combustible, enviando la energía exacta a los inyectores en cada momento con una presión que va desde los 100 hasta los 2.050 Bar. Si se rompe, el combustible no podrá llegar a los inyectores, lo que hará que el coche acabe parándose, con una sensación similar a cuando te quedas sin combustible.

Si notas que al coche le falta potencia o le cuesta arrancar, te recomendamos que lleves el coche a tu taller más cercano ya que todo indicará que es posible que la bomba de combustible esté en mal estado. Trata de solucionar cualquier problema antes de que llegue a romperse, ya que el precio de su reparación irá desde los 500 hasta los 2.000 euros.

Valora este artículo sobre cómo el precio de las averías

(3 votos, 4,00 de 5)
Cargando…

1 Comentario

Haga clic aquí para enviar un comentario

  • ¡Buf, y que lo digas! Averías de este tipo nos pueden descuadrar las cuentas de todo el mes. Para evitarlas, lo mejor es saber un poco sobre cómo cuidar nuestro coche, informarse bien y llevar un mantenimiento cuidadoso. Gracias por la info 😉